30-11-2020

Columbia Vidaraid entra en el Top 10 del Campeonato del mundo de carreras de aventura

El mundial más exigente de los últimos años

El equipo termina su mejor temporada con un octavo puesto el Campeonato del mundo de carreras de aventura

post-image

El equipo formado por Urtzi Iglesias, Jon Ander Arambalza, Saül Abril y Barbara Bomfim consiguió la octava plaza en el mundial más exigente de los últimos años. 70 equipos de todo el mundo se dieron cita en la competición mundialista, que tuvo salida en los Alpes franceses y llegada en Roquebrune, localidad situada en la costa azul. Entre ambas, más de 450kms de recorrido y 20000 metros de desnivel positivo, superando glaciares, collados, barrancos, ríos y montañas.

Al contrario que en últimas carreras, el equipo Columbia tuvo un buen comienzo de prueba y rápidamente se situó entre los 15 mejores equipos de la carrera, tras una sección de alta montaña progresando sobre los glaciares del parque nacional de los Ecrins y una primera etapa de mtb. Pero el nivel de los equipos punteros era altísimo y pasado el primer día de prueba y sin cometer errores de consideración en la navegación, el equipo capitaneado por Urtzi Iglesias no era capaz de alcanzar el top ten de la carrera «Las 40-50 primeras horas de carrera fueron desesperantes, estábamos trabajando bien pero no dábamos caza a los equipos de adelante». Pero fueron transcurriendo las horas, realizando etapas de kayak o rafting en ríos realmente técnicos, trekkings de vértigo, secciones de mtb duras y técnicas, y el cansancio empezó a hacer mella en la mayoría de los equipos. Las distancias se reducían y sólo los más fuertes mentalmente iban a ser capaces de llegar a la línea de meta en la costa. Columbia-Vidaraid llegó a la parte final (en el incomparable marco del parque nacional de Mercantour) mucho más enteró que otros equipos que se habían demostrado más fuertes hasta el momento y realizó una gran remontada hasta el séptimo puesto. Puesto que habrían conservado si no llega a ser por un error en la consecución de dos controles en la última de las secciones de la carrera. «Era el sexto día de carrera, día y noche sin parar, durmiendo apenas 8 horas. Es normal cometer errores que en circunstancias normales no harías», comenta Saül.

Finalmente Columbia Vidaraid consiguió la octava plaza en una carrera en la que, nuevamente, el equipo neozelandés Seagate demostró estar a un nivel muy superior al resto.

Fuente: Carmen Moratalla – Fotografía: ©Equipo Columbia Vidaraid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies