20-05-2022

ENTREVISTA: XAVI POCINO

Xavi Pocino (Lleida, 1973) es un aficionado al trail. Pero también es un hombre de empresa capaz de ver la viabilidad de un proyecto desde un punto de vista económico. Nos guste o no, algo importante para la evolución de este (o cualquier) deporte. Su habilidad le ha llevado a ser actualmente el hombre UTMB al sur de los Pirineos, algo que algunos envidiarán, otros no y algunos entenderán y otros no. Pero lo que es innegable es que, con virtudes y defectos, el trail debe mucho a gente con su capacidad de hacer crecer proyectos grandes que, en muchos casos, allanan el camino a otros más modestos. Porque en el trail todo tiene cabida.

 

“Hay que conseguir la sensación de haber vivido una experiencia.”

¿Quién es Xavi Pocino?

Actualmente en mi tarjeta pone CEO de UTMB Iberia, pero la realidad es que soy un “friki” del trail que ha conseguido trabajar de lo que le gusta.

¿Cómo llegas hasta aquí? ¿Qué has hecho hasta ahora?

He hecho muchas cosas: he trabajado de comercial de hostelería, tengo una empresa de alojamientos turísticos, he trabajado para la banca en gestión hipotecaria, he trabajado en la apertura de tiendas en Francia para grandes empresas de moda. En mis 48 años me he trabajado un currículum muy variopinto. A partir de todo esto, llego al mundo del trail en la tópica crisis de los 40. Hasta entonces no había corrido nunca: pesaba 130 kilos, empezaba a tener problemas serios de salud y el médico me conminó a replantearme las cosas y empezar a hacer algo de actividad. Eso me pilló en un momento de mi vida de cierta tranquilidad profesional. Decidí empezar a correr y el primer día conseguí hacer ¡medio kilómetro! Pensaba que los que pueden correr más no eran normales, no entendía cómo lo hacían. Pero fui insistiendo y ese medio kilómetro fue creciendo. Cambié mi alimentación y experimenté algo que no había sentido en mi vida que es esa necesidad de hacer actividad física. Curiosamente – vivo en la Val D’Aran – empecé corriendo pruebas de asfalto. Mi primera “media” es de asfalto, y mi primera maratón es la Marató de l’Escala. Finalmente decidí buscarme una entrenadora y resultó ser Laia Díez. La primera vez que hablamos por teléfono se sorprendió de que, disponiendo del territorio de que dispongo, corriera por asfalto. Eso provocó mi salto a la montaña. Mi primera maratón de montaña fue la de la Buff Epic que iba de Espot a Barruera. De ahí vinieron cosas más largas como Ultra Pirineu.

¿Y la faceta organizativa?

Siempre he tenido una faceta muy social, muy cívica, de colaborar con asociaciones. A raíz de la inexistencia de una carrera con entidad en la Val d’Aran (y no es que no las hubiera habido) y viendo que todos los valles colindantes tenían una (Benasque, Barruera, Esterri, Luchon…) todas ellas con entidad y muchos corredores. Sobre todo, el caso de Luchon, que es una población hermana, con unas condiciones de territorio y capacidad de acoger gente parecidas a las de Vielha, nos hizo pensar y todo eso acabó en lo que hoy es el Trail Molières 3010. A partir de ese momento, cuando hago balance desde 2017 hasta ahora, alucino. Si me hubieran dicho que ahora estaría haciendo lo que hago, no lo hubiera creído: participar en una prueba del UTMB, organizar grandes carreras, gestionar Transvulcania…

Desarrollemos el tema UTMB…

En 2018 fui afortunado en el sorteo de dorsales para la OCC. Era la primera vez que lo probaba. Aluciné. Y volviendo, se me ocurrió la posibilidad de organizar algo como el UTMB en la Val d’Aran. Llamé por teléfono al número que aparecía en la web, así, rollo “puerta fría”. Les dije que llamaba del Pirineo y que quería organizar algo parecido a lo que ya se hacía en Omán, China, Argentina… Finalmente conseguí hablar con Michel Poletti (director y cofundador del UTMB) conectamos y les gustó la idea. A partir de ahí la locura: de Val d’Aran by UTMB a Transvulcania con una pandemia por medio.

Presentación de Aran by UTMB en Chamonix (Agosto de 2019)

¿Cómo se arranca un proyecto así?

Es complicado. Primero necesitas un apoyo del territorio encabezado por la administración. Y no hablo tan solo de un aspecto económico. En mi caso, cuando me presenté en el despacho del Síndic d’Aran a exponer la idea, la vio clara desde el primer momento. Incluso recuerdo que se levantó de la mesa y recuperó un expediente del fondo de un cajón y me dijo “- Tu lo que quieres organizar es esto…”. Era un dossier de No Limit (empresa editora de Revista TRAIL; N. de la R) de hace un montón de años con un proyecto parecido al que en ese momento no se le hizo caso, y me dijo que me fuera a Chamonix y firmara el contrato. En este caso hubo una apuesta decidida por parte de la administración. Cuando lo expliqué en casa, las caras de mi hermano y mi padre eran para verlas. No entendían que esto pueda ser una profesión. Estos últimos cuatro años han sido los más intensos de mi vida.

Y el tema ya está en marcha…

Con una epidemia de por medio. Con una cancelación de la primera edición. Y conseguimos arrancar en 2021 con la misma participación que teníamos prevista para 2020. Arrancamos a lo grande. A otras carreras les cuesta años llegar al nivel de participación con el que nosotros hemos arrancado. Más de 3.000 corredores, 600 voluntarios… Tengo colgado en la pared de mi despacho un Excel con mis primeras previsiones. A veces me lo miro y pienso “- Qué tierno eras…” No hay nada en lo que te puedas formar para organizar eventos de este tipo. Hay que aprender de todo, del propio deporte, de redes sociales, de economía… Un organizador tiene que tener una idea de todo y ser capaz de formar un equipo. Ahora mismo en UTMB Iberia somos siete personas trabajando durante todo el año, no todos ubicados en la Val d’Aran: nuestra responsable de comunicación, por ejemplo, está en Zaragoza.

¿Cuáles son los puntos fuertes de Aran by UTMB?

Creo que el principal es el territorio, la variedad de escenarios que puedes llegar a ver. En el recorrido largo (160 kms), cruzas zonas inhóspitas como la de la Artiga de Lin, zonas que podríamos llamar las “highlands” en el área de Liat, una zona minera sorprendente y la gran desconocida de la Val d’Aran, y luego rematas en la zona cercana a Aigüestortes, en Colomers, Banys de Tredós donde el circuito vuelve a cambiar para dar paso a un reino más mineral dominado por el granito. Pero más allá de esto, las grandes pruebas de trail no son sólo un recorrido. Hay mucho más alrededor en forma de descubrimiento de un territorio más allá de la actividad física y, sobre todo, no hay que olvidar el papel del acompañante, el gran olvidado en muchas pruebas de trail. Cuando yo empezaba, mi mujer me acompañó a las dos primeras carreras. A la tercera me dijo que fuera yo solo. Esto hay que trabajarlo. Desde el momento en que el corredor compra el dorsal, so convierte en nuestro cliente hasta después de la carrera. Hay una pre carrera en la que hay que mantener vivo el interés y hay que conseguir que, cuando todo haya pasado, tenga la sensación de haber vivido una experiencia. A nosotros nos gusta hablar de recuerdos. Si esto, de una forma u otra, no es así, la carrera no funciona. Es la razón por la que algunas carreras, sin ser necesariamente nada del otro mundo, funcionan, mientras que tras que prometen mucho no van. Y a veces sólo hay un valle de diferencia. En la Val d’Aran jugamos con la ventaja de que hay una infraestructura excelente para acoger y. desde un punto de vista organizativo, tenemos un solo interlocutor: el Conselh Generau d’Aran. En Chamonix tienen tres países y una larga lista de ayuntamientos y órganos gestores de territorios. Una gran diferencia. Para nosotros, el avituallamiento más alejado está a una hora y cuarto de coche, y la mayoría están a no mucho más de un cuarto de hora. Geográficamente es un territorio ideal para un trail de este estilo.

Utilizas muchos términos empresariales (venta, cliente…) Esta visión no satisface demasiado a un sector de corredores.

Ya hace muchos años que existe un sector profesional de organización de eventos deportivos, no es nada nuevo o que haya inventado UTMB. En mi caso, además, estoy muy metido en el mundo federativo (soy árbitro de la FEEC) y creo mucho en el mundo asociativo, pero hay que entender que, tal como funciona hoy en día el tema permisos, por ejemplo, y en la dirección que va, muchos clubes tendrán que dejar de organizar carreras porque no podrán gestionarlo. Una carrera como Val d’Aran by UTMB no la podría organizar un club. Guste o no. No hace mucho, estuve en una carrera en la que en meta no había ni arco. Cuando lo pregunté, me contaron que, a pesar de que era una carrera patrocinada por el propio ayuntamiento, la Policía Municipal les había perdido la certificación de un ingeniero conforme el arco estaba correctamente montado (600 €). Organizar una carrera va mucho más allá de una plataforma para vender dorsales, un arco, unas cintas para el camino y unos avituallamientos. Y menos hoy en día. Hay que dar el mejor servicio posible. Tal vez el resultado se vea como caro, pero no hay ninguna obligación de ir a tal o cual carrera, y la montaña está siempre ahí. Nosotros estamos ofreciendo una infraestructura, buena parte de la cual el corredor ni ve: diez personas en una sala controlando que todo vaya bien y ubicando a todos y cada uno de los participantes de la prueba, cuarenta y tres personas repartidas por la montaña con capacidad de dar soporte médico. Esto no se ve. Se da importancia a la camiseta, al regalo finisher… pero no a la ambulancia que debería haber en meta.

¿Qué se está profesionalizando el trail? Pues como en casi todos los deportes. El tema es que a todo el mundo se le exija lo mismo. ¿Son caros los dorsales? No sé, todo es relativo. En nuestro caso, con el precio de la inscripción en Aran by UTMB, un corredor no cubre su coste. Sin ayudas institucionales y patrocinios, esto no sería posible. Considerando además que, cuando alguien paga 121 euros de un dorsal, 21 son impuestos (iva) que el organizador tiene que pagar. O debería. Nosotros en nuestra web ponemos qué incluye el dorsal a nivel organizativo. Creo que hay que hacer pedagogía con esto.

¿Cuáles son los puntos débiles de Aran by UTMB?

Una de las cosas que hemos cambiado es que la carrera de 55 kms (PDA) que era el sábado, se ha cambiado a jueves, y no por un tema turístico, aunque también tenga incidencia en este aspecto, sino por un tema de seguridad, porque vimos que, tal como lo hacíamos, el sábado por la mañana teníamos unas dos mil quinientas personas por la montaña al mismo tiempo, y la capacidad de reacción de la Val d’Aran y zonas circundantes a nivel de posibles emergencias es limitada y hay que prever ediciones más difíciles. Nosotros no escatimaremos ni un euro en temas de seguridad. Aunque muchos lo verán simplemente como un tema de alargar más la estancia en el valle. Lo que también hemos hecho es dar más importancia a las actividades paralelas, con alguna carrera corta, fiestas, conciertos. Hay que mejorar la logística para facilitar a los acompañantes el seguimiento sin vehículo privado. También estamos trabajando en temas de logística medioambiental y, muy importante, estamos trabajando mucho en la mejora de la trazabilidad de los suministros en los avituallamientos: estamos dando 44.000 avituallamientos (corredores x avituallamientos) y estamos mejorando el control de este aspecto.

Con Martin Gaffuri, uno de los speakers, en Aran By UTMB 2021

Y ahora Transvulcania, con unas negociaciones que vienen de mucho antes del drama del volcán…

¡Si! Transvulcania es una coorganización entre el Cabildo de La Palma y UTMB Iberia, pero el Cabildo sigue siendo el propietario de la carrera. Ha sido un año y medio de negociaciones que empezaron durante lo más duro de la pandemia, con llegada del nuevo equipo del Cabildo, con Mariano Hernández Zapata al frente, quien decidió que tras doce ediciones Transvulcania tenía que tomar otro rumbo dado que se empezaba a apreciar un cierto agotamiento, se empezaba a perder asistencia… Y además cada equipo de gobierno que pasaba por el Cabildo le daba la orientación que le parecía. De ahí la necesidad de contactar con “especialistas neutrales” por decirlo de alguna manera. La negociación se cerró el día antes de que explotara el volcán (yo estaba en La Palma). Al día siguiente le envié un Whatsapp al presidente del Cabildo reafirmando nuestro compromiso. En La Palma. La carrera es casi como una religión, y eso me provoca un cierto vértigo. La responsabilidad es brutal. Da más miedo que empezar de cero en Val d’Aran.

¿Eso es UTMB? ¿O UTMB Iberia?

UTMB Iberia es una filial de UTMB. Yo formo parte del comité ejecutivo de UTMB, y cuando se empezó a hablar de un calendario global, se planteó qué carreras tenían que estar, y Transvulcania es un nombre que apareció de inmediato, sin haber hablado aún con ellos. Nos encontramos a medio camino: ellos tenían el mismo interés en nosotros. Yo había corrido Transvulcania y me gustó mucho, y no sólo por el recorrido, si no por cómo se vive la carrera en la isla. Hemos tenido muchas propuestas de carreras aquí, y estamos trabajando en una más de cara a 2023, algo que se sabrá en octubre. La idea es que UTMB World Series tenga el calendario completo entre octubre y noviembre.

¿Cuántas carreras tienes previstas tener UTMB?

A nivel global es un debate que se está teniendo ahora ¿Cuántas? ¿Dónde? ¿En qué condiciones? La idea es acercar UTMB a los corredores del lugar, aunque en algunos casos, como en Val d’Aran, un porcentaje alto de participantes son extranjeros. Que en todo el mundo los corredores tengan una prueba UTMB más o menos asequible, aunque este año nos ha fallado Latinoamérica. El Covid no lo ha puesto fácil.

Aquí, como he comentado, estamos pensando en una carrera más, contando que también está Andorra, y que no será en el Pirineo ni en islas. Y vaya por delante que en las ofertas que tenemos el aspecto económico no es el principal: hemos rechazado alguna oferta muy interesante porque no era el perfil de evento que buscamos.

Un libro:  Las voces del Pamano de Jaume Cabré
Una película: La saga de la Guerra de las Galaxias de George Lucas
Música: Els Pets

Texto y fotografías: Quim Farrero

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies