01-02-2023

TEST: MOCHILA GRIVEL MOUNTAIN RUNNER 20

TRAILAB

 

Una gran mochila para grandes aventuras.

            La mochila es un complemento esencial para el corredor de montaña, una vez abandonado el asfalto y los avituallamientos continuos, la necesidad de transportar agua, alimento y ropa que nos proteja de la intemperie la hacen obligatoria para poder correr en autonomía por el medio natural.

La aspiración de correr indefinidamente llevando encima todo el material necesario hasta la llegada a un lejano refugio ha topado siempre con la dificultad de transportar en nuestra propia espalda este material. A pesar de ello, la evolución tecnológica de los últimos años nos acerca a culminar este deseo.

La Grivel Mountain Runner representa un claro exponente de hasta qué punto es posible movernos por la naturaleza con comodidad sin renunciar al equipamiento imprescindible para afrontar grandes retos. La casa italiana Grivel es una marca de referencia en material de alpinismo y escalada, esta solvencia se percibe en el diseño del producto, muy pensado y cargado de elementos técnicos. Sin duda se trata de un modelo que destaca en las distancias más largas, en las competiciones de varios días y en las travesías de montaña que se quieran afrontar con ligereza o para todos aquellos corredores que no renuncien al espacio para poder transportar todo aquello que consideran fundamental. Está claro que esta mochila se mueve en la franja de alta carga, y a pesar de ello su comportamiento en carrera es ejemplar y nos permite desplazarnos con comodidad.

Un efectivo sistema de compresión.

El sistema de compresión le da una gran polivalencia que permitirá conseguir un ajuste excelente con la mochila prácticamente vacía. Si estamos dispuestos a pagar un precio algo más alto y unos 250 gramos más de peso que los modelos minimalistas tendremos un equipamiento apto para todos los recorridos y que no nos acabaremos por muy larga que sea la salida.

Tirantes ajustables al pecho.

            La Grivel Mountain Runner 20 Evo no tiene tallas. pero su sistema de ajuste regulable en las cintas de cintura y espalda consigue una buena adaptación al cuerpo. El mecanismo que funciona con velcros no es rápido y es necesario tenerla adaptada a nuestra medida antes de la salida.

Detalle del sistema de regulación de la talla de los tirantes.

A pesar que resultará muy confortable para la mayoría de corredores, quedará demasiado grande para aquellos y especialmente aquellas con espaldas pequeñas. Una vez reguladas las cinchas, las dos tiras de pecho, que se pueden ajustar en altura, acabaran de ceñir la mochila al cuerpo. Un sistema de cordones elásticos permitirá comprimir la carga y evitar que se nos mueva excesivamente.

Transporte de bidones con orificio de vaciado (líquido, arena…)

La Mountain Runner Evo acepta diversos sistemas de hidratación, tanto bolsa de agua como todo tipo de bidones, rígidos o blandos. Tiene hasta 18 compartimentos diferentes, de todas las medidas y ubicados por toda la mochila que permiten una distribución muy personalizada de la carga.

Amplio bolsillo de acceso al interior.

En la espalda nos encontramos cuatro grandes bolsillos que dan acceso a cuatro compartimentos superpuestos que permiten llevar con comodidad la mayor parte del material. El mayor es el destinado a la bolsa de hidratación, luego tenemos un segundo con una obertura más grande y otros dos con acceso superior, uno con cremallera y otro con velcro de tejido elástico. Está gran variedad de accesos hacen que sea importante saber en cuál de ellos hemos dejado un elemento determinado para no volvernos locos buscándolo en carrera.

Cinturón con bolsillos.

Además de los grandes compartimentos en el cuerpo principal, tenemos también cuatro bolsillos en el cinturón, dos en cada lado, dos elásticos exteriores cerrados con velcro y dos interiores cerrados con cremallera. Estos últimos tienen un acceso bastante incomodo. Seguramente se trata de los bolsillos ideales para llevar el móvil, pero en cambio no están dimensionados para que este entre con comodidad, habrá que hacer equilibrios y usar la elasticidad del tejido. El resto de bolsillos centrales, se reparten sobretodo en la parte delantera y además de los bidones permiten llevar pequeños elementos; barritas, sales, geles de fácil acceso y fácil localización. Incorpora también un pequeño silbato de emergencia.

Amarillo y negro; diseño clásico de la marca.

El modelo presenta un diseño agresivo que defiende muy bien la imagen de marca centrado en sus dos colores insignia, el amarillo y el negro. Alterna diversos materiales con mallas elásticas ventiladas y compartimentos de tejido más estanco. Tiene un dorso fabricado en nylon 3D que garantiza una buena transpirabilidad y aunque no está especialmente diseñado para ello, permite el transporte de palos utilizando las cintas elásticas de comprensión situadas en los dos laterales de la mochila.

GRIVEL

Texto: Pep Mayolas
Fotografías: Grivel

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies