14-06-2024

TRAIL MALLOS DE RIGLOS: CORRER CON ABRIGO

Tras unos años en primavera, la pandemia desplazó al Trail Mallos de Riglos a las cercanías del invierno, a principios de diciembre, asociando esta agradable carrera a un clima severo y a los últimos coletazos deportivos al aire libre del año.

AL ABRIGO DE LOS MALLOS

Poco hay que decir de los Mallos de Riglos como lugar. Su interés tanto paisajístico como deportivo (y cultural) es evidente. Escalada, senderismo, vuelo (salto base y parapente) btt y, como no, trail… Un mundo de opciones de las que el Trail Mallos de Riglos es digno representante de la que nos afecta: correr por la montaña.

Un domingo frío por la mañana, como toca en por estas fechas, pero agradable durante el resto del día en las zonas soleadas, ofreció a los corredores el placer de una actividad con la que descubrir, para los que no lo hubieran hecho ya, un entorno realmente único y espectacular, con distancias (35K y 12K) asumibles y un ambiente de esos que generan afición.

Ambiente frío en las primeras horas que se vería suavizado con la aparición del sol.

A las 8:00 de la mañana, aún en penumbra y con una temperatura realmente baja arrancaron los 35K que, tras una primera sección en siguiendo el curso del río Gállego, vuelve hacia atrás para, desde allí, adentrarse en ese mundo que conforman las zonas altas de los mallos y lanzarse en dirección Este hasta las cercanías (sin llegar) del Castillo de Loarre – una visita imprescindible – para volver luego hacia Riglos tras haber disfrutado de un terreno corredor pero técnico, en el que poner piernas y habilidades a prueba y quemar algo de grasa ya en vistas a esos posibles turrones que se avecinan.

Una hora más tarde, a las 9:00, aún bastante al fresco, arrancaron los 12K, una versión corta de los 35K en la que, una vez salimos del reino de los mallos propiamente dichos, el itinerario emprende un rápido descenso directo a la meta, esta vez frente al refugio que ofrece alojamiento y servicios a los visitantes. Alojamientos y servicios que, el fin de semana de la carrera disfrutan de una afluencia inusual para la época que, obviamente, a todos viene bien sobre todo fuera de temporada, al precio de perturbar (un poco) durante una mañana la paz del lugar. Más de seiscientos corredores, con sus respectivos acompañantes copan los alojamientos del pueblo de los Mallos de Riglos y circundantes, del mismo modo que, en marzo – por poner un ejemplo – lo harán el cerca del millar de ciclistas que acudirán al Enduro de los Mallos de Riglos auspiciado por la RFEC (Real Federación de Ciclismo), que será Copa de España de Btt y a los que se sumarán, en su territorio primigenio, las docenas de escaladores y senderistas que, durante todo el año, contribuyen a desestacionalizar un poco (el verano es el verano) la actividad en la comarca.

Oriol Valverde gestionó la prueba en primera posición de principio a fin.

Desde un punto de vista deportivo, en una prueba con gran afluencia francesa y en la que muchos que la han probado repiten, esta novena edición se la llevaron Oriol Valverde (3h18:32) y Yaiza Miñana (3h55:46), los dos con experiencia anterior en alguna de las distancias de la carrera. Por detrás, Anne Bidalun y Roxanne Auge por un lado y David García y Óscar Plasín por otro, siguieron a los respectivos líderes.

En la distancia más corta, Un rapidísimo Álvaro Osanz (1h02:07) dejó alto el pabellón de un apellido ilustre en el mundo del trail, al tiempo que Laura Labarta (1h20:16) hacía lo propio entre las mujeres, seguidos por Marian Torío y María Cuesta por un lado y Alberto García y Pakito Alonso por otro.

Llegada a Riglos a los pies del imponente Mallo Pisón.

El Trail Mallos de Riglos es una carrera con la que darse el lujo de correr por un entorno realmente especial y diferente, al abrigo de las grandes masas de los mallos que permitirán, durante unos kilómetros, que nos montemos a sus espaldas para verlos desde otro punto de vista y nos ofrecerán luego, ya con una cerveza en la mano, disfrutar de la evolución de los que se atreven con sus líneas verticales.

GALERÍA FOTOGRÁFICA
Texto y fotografías: Quim Farrero

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies