14-06-2024

TRANSGRANCANARIA 2023: VEINTE AÑOS

Veinte años de historia avalan una de las grandes pruebas del calendario del trail. Desde aquel lejano 2003 en que vio su primera edición, Transgrancanaria ha sorteado muchos obstáculos – incluso pandemias – de los que ha salido indemne o, incluso, reforzada. Tal vez uno de los secretos sea el movimiento constante…

EN CONSTANTE CAMBIO

Podríamos decir que no hay dos ediciones iguales de Transgrancanaria, aunque todas tienen algo en común: un equipo trabajando para que lo que al principio era una modesta carrera de club sin ningún soporte, se convierta en uno de los más grandes eventos del calendario mundial del trail. Una vez conseguido ese objetivo, la misión es mantenerse – no es fácil – y, sobre todo, mantener el interés de los corredores por la prueba. Sea como sea, a lo largo de los años la “Trans” lo consigue. Habiendo incluso superado la crisis de la pandemia y siendo, probablemente, el único evento de trail en el mundo que no llegó a suspender su edición 2020 (ahí la suerte y el calendario del virus estuvieron de su parte) Transgrancanaria sigue con su esencia habitual de cambios de una edición para otra: remodelaciones del recorrido, redistribución de las carreras en el evento… Algo poco habitual en eventos consolidados pero que, tal vez, es el secreto para mantener el interés de los corredores año tras año.

Con vocación claramente internacional, la “Trans” juega con un terreno de juego privilegiado de cara a atraer corredores “de fuera” en un territorio vinculado a la industria turística desde hace décadas y que agradece el impulso que un evento como Transgrancanaria ofrece al territorio, que en la edición pasada representó un impacto económico de más de 10 millones de euros. Está claro que en el ecosistema del trail, la “Trans” es un tipo específico de evento: profesional, grande, con vocación de crecimiento y que históricamente ha tomado como ejemplo otros eventos, sobre todo europeos, en los que ha buscado reflejarse, aprender y mejorar. Y lo consigue, a pesar de un recorrido un tanto irregular que, teniendo zonas realmente espectaculares, debe lidiar con sectores (sobre todo en los extremos del recorrido) honestamente flojos. Esta es la prueba de que una carrera no es sólo un recorrido, o unos avituallamientos, o un marcaje… es la suma de toda una serie de factores que configuran el conjunto del evento, y ahí – la historia lo demuestra – la “Trans” sobresale. Y si alguien lo duda, ahí están los corredores (unos miles) que año tras año, repitiendo o por primera vez, se dan cita en la isla canaria. Este año, por cierto, con las inscripciones agotadas a una velocidad de vértigo. Probablemente ahora son otros eventos los que observan a Transgrancanaria para aprender (o deberían).

Pau Capell luchó su quinto puesto. No ha sido una carrera fácil.

Transgrancanaria ha buscado siempre ser un evento importante en la isla, y una de las maneras de hacerlo es conseguir que el territorio se implique ¿Cómo? Pues, de entrada, diseminando el impacto de las carreras por la isla, con salidas y llegadas en poblaciones diversas (Agaete, Tejeda, Las Palmas…) y llevando el concepto “evento” a su máxima expresión. La “Trans” no es un evento de una sola población (salida / llegada). A un recorrido lineal, que ya de entrada implica, sobre todo, a dos poblaciones, se han ido añadiendo otras carreras que incluyen de forma directa a otras localidades. Este año se ha optado por disgregar las pruebas en el calendario, repartiéndolas a lo largo de la semana de forma que el evento no quede concentrado en tres días ¿Error? ¿Acierto? La organización ya lo evaluará, pero lo cierto es que ese cambio claramente restó ambiente en meta y aumentó el estrés organizativo a todos los niveles.

Así las cosas, esta edición ha venido marcada por la presencia de la estrella del ultra trail del momento -Courtney Daulwalter –  y la emisión durante 17 horas de la maratón (íntegra) y gran parte de la Classic, en un despliegue de medios que la organización de la Transgrancanaria puede permitirse después de muchos años de trabajárselo y que ofreció un gran espectáculo a los que quisieron seguirlo, que no fueron pocos en una emisión en la que aumentó, con mucho, el tiempo de permanencia media de los espectadores. La emisión pudo seguirse desde Teledeporte, RTVE Play, Televisión Canaria y Movistar Plus, amén de un resumen en Esport3, en un fin de semana de tiempo fresco pero clemente que puso el contrapunto al infierno de la pasada edición.

Courtney Dauwalter, muy destacada, seguida por uno de los «cameraman» de la emisión en directo con las primeras luces del día.

Desde un punto de vista deportivo y más allá de las clasificaciones que podéis consultar aquí, brillaron con especial intensidad nombres como la mencionada Dauwalter, que entró en meta dos horas por delante de su inmediata seguidora y séptima de la clasificación general, un resultado muy brillante pero lejos de las apuestas que la ponían en un Top 3 o, incluso, ganadora . Por su lado, Andreu Simón, se llevó con mucha dignidad una Classic que gestionó durante unas horas, mano a mano, con un Abel Carretero que quedó por el camino, como otro de los líderes, Shen Jiasheng, que después de dar batalla las primeras horas, no fue mucho más allá de las primeras horas del día. Otro de los grandes favoritos, Pau Capell, se quedó con una quinta posición habiendo luchado consigo mismo durante toda la prueba.

En la Advanced, Azara García se impuso con autoridad entrando con diez minutos de diferencia por delante de su seguidora (décimo novena de la general), del mismo modo que lo hizo George Foster en hombres.

Azara García, vencedora femenina de la Advanced, acercándose al emblemático Roque Nublo.

En la maratón del viernes, el keniata Robert Pkemoi entró en meta después de haberse mantenido en el grupo de cabeza durante toda la carrera. Aquí cabe remarcar el papel de Eduard Hernández que, habiendo dejado atrás los cuarenta hace ya algún tiempo, se plantó en cuarta posición en meta, a sólo diez minutos del ganador, y plantando cara a toda la juventud con la que competía. Núria Gil entró como primera mujer (vigésimo segunda de la general) a diez minutos de su inmediata seguidora y trece de la tercera clasificada, Una incombustible Gema Arenas que, tal como hizo en hombres Eduard Hernández, puso en valor la experiencia.

Resaltar que la disgregación de pruebas a lo largo de la semana facilitó que algunos corredores participaran en varias de las pruebas, como es el caso de Papi que acabó el KV, la Maratón y la Advanced, o Bart Przedwojewski que se llevó la victoria en el KV y, al día siguiente en la Starter.

Eso es aprovechar la semana.

Podéis consultar las clasificaciones AQUÍ

GALERÍA FOTOGRÁFICA

Texto y fotografías: Quim Farrero

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies