26-06-2022

Tenerife Bluetrail

Canarias

Más de 900 atletas participaron en esta prueba, referente en la isla, en la que se compite en cuatro modalidades

post-image

Puntualmente a las 3 de la madrugada se oía el bocinazo de salida de los 130 atletas de la más dura de las cuatro modalidades que entraban en liza en la Tenerife Bluetrail. 93 kilómetros, y más de nueve mil metros de desnivel acumulados, separarían este arco de salida de la meta, en el Parque Etnográfico de Pinolere. Las luces de los frontales comenzaron a moverse por las calles de Los Cristianos y pronto se perdieron por los senderos que ascienden hasta el municipio de Arona y luego hasta Vilaflor.

Una dura subida estaba por delante hasta llegar a los 2.500 metros por encima del nivel del mar, en el Parque Nacional del Teide. Por el caminos sinuosos senderos homologados a través de los cuales los corredores podían ver poco, más allá del haz de luz de sus frontales. Durante las primeras horas, y a medida que subían la temperatura comenzaba a descender, llegando incluso, durante muchos kilómetros a no superar los 0 grados.

Antes de las 8.30 horas se daban cita, en el entorno de la Cañada Blanca, junto al Parador de Turismo, los participantes que afrontarían la segunda modalidad a concurso, la denominada Trail. Un recorrido que partía desde el asombroso paisaje de alta montaña del Parque Nacional del Teide y que debía recorrer 56,400 kilómetros y 5708 metros de desnivel Acumulado, para llegar a la misma meta en Pinolere. A las 9.30 horas, los corredores inscritos en esta segunda modalidad, salían en tromba ya para introducirse en la pista de las Siete Cañadas, uno de los senderos más representativos de todos los que discurren por el Parque Nacional para luego acceder al sendero de El Filo, un vertiginosa trayectoria que les llevaría por la crestería del circo de las Cañadas.  Media hora antes, pero casi mil metros más bajo, en la zona de descanso de Pedro Gil se daba cita el otro pelotón más numeroso de la prueba, el de la Media Trail. Esta carrera, que se disputaría casi en su totalidad bajo pinares y Monteverde, recorrería 20 kilómetros y en ella tomaron parte unos cuatrocientos atletas.

Solo restaba que se diera la última salida, y ello ocurrió puntualmente a las 10.00 horas, cuando los cuatro participantes de la Trail Adaptada enfilaron los cuatro kilómetros de los que se componía su prueba. Apenas media hora después Elies Soler cruzaba el primero el arco de meta, usando 25 minutos y 47′ segundos, Carlos Correa entró en segunda posición, casi siete minutos después. Juan M. Bertomeu fue el tercero apuntándose un crono de 35′ 14» y José Airán Fernández llegó en cuarta posición.  A esas horas el corredor ovetense Santiago Obaya ya lideraba en solitario la Ultra Trail, puesto en el que se había colocado en el kilómetro treinta. El resto de los participantes de la Trail se hallaban ya en ruta en su descenso hacia el Parque etnográfico de Pinolere. Quedaban por recorrer, ya bajo la intensa luz de un sol radiante, los senderos del parque, pasando cerca de los Observatorios de Izaña y luego en el Portillo de la Villa internándose en la corona Forestal para comenzar el descenso hasta la zona de medianías del Valle de La Orotava.

En Pinolere, aproximadamente a las 11:00 horas pasaban por el arco de meta los primeros corredores de la Media Trail, encabezados por José Padrón que hacía 1:50 56, por delante de Francisco Martín 1:51 32 y de Zenobio Carballo que completó los 20 kilómetros en 1:53:32. María del Cristo Gómez fue la primera mujer en cruzar la meta completando dos horas y 22 segundos, detrás de ella entraban Sirley Díaz y Puri Jiménez que lo hizo en tercera posición
.
Sin embargo las nubes habían hecho aparición en Pinolere, e incluso bajaron las temperaturas a lo largo del desarrollo del día. Gran ambiente festivo en el Parque Etnográfico que comenzó a recibir calurosamente a los corredores de las primeras pruebas. Diez minutos después de las 11 horas de carrera Santiago Obaya entraba triunfante en Pinolere. Con una amplia sonrisa el corredor asturiano sacaba una hora de ventaja al local Romen Torres Barreda que se aseguró el segundo lugar del podio. La tercera posición se la adjudicó Fernando González Díaz que cruzó la meta un minuto por detrás del segundo clasificado.

En la modalidad Trail, Miguel Caballero se colocó líder desde los primeros compases e impuso su régimen hasta el final, entrando primero con un crono de 5 horas 36 minutos; cuarenta y un minutos después Jonay de Luis cruzaba la meta colocándose segundo de la general, y en tercera posición Alberto Laucirica que empeló siete horas y 23 minutos.

El éxito de la prueba y el ambiente festivo en meta, como brillante colofón al esfuerzo y la ilusión de cerca de 1.000 corredores, se vio empañado por un desgraciado incidente, al fallecer uno de los participantes de la Mediatrail por una insuficiencia cardiaca, lo que motivó que la organización de la prueba suspendiera todas las carreras en curso y la entrega de premios prevista para última hora de la tarde. Pese a esta triste noticia, la Tenerife Bluetrail puso de relevancia que las cumbres de la Isla de Tenerife son un escenario ideal para la celebración de ultramaratones, y así queda certificado con la celebración de esta segunda edición.

Fuente: Leoncio González – Fotografía: ©Tenerife Bluetrail

INFORMACIÓN RELACIONADA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies