25-04-2024

OCCITANIE: DESTINO TRAIL (2/2)

Tras haber dado un breve repaso al sector oeste del territorio occitano, vamos esta vez con la zona más oriental, la que nos llevará hasta el mediterráneo a través de montes, campos y senderos antaño recorridos por los cátaros.

TRAIL OCCITANO (2da parte: Este)

Una vez más, desde las cimas más imponentes del sector oriental de los Pirineos hasta las espectaculares gargantas de las zonas interiores, la zona este de Occitanie ofrece infinitas posibilidades para el desarrollo de nuestra actividad, sea aprovechando los numerosos eventos dedicados al trail celebrados durante el año – algunos de ellos entre los más grandes del calendario del trail – o simplemente recorriendo sus senderos y descubriendo el territorio por nuestra cuenta, aprovechando los numerosos itinerarios que tenemos a nuestra disposición para emular las andaduras de los antiguos cátaros, los seguidores de la secta herética que, durante los siglos XII y XIII, tuvo mucha influencia en el territorio occitano y cuya huella aún hoy perdura.

PYRENÉES ORIENTALES  

El departamento de gigantes como el Canigó (2.784m), escenario de una de las carreras más antiguas del calendario (el Championat du Canigó, con referencias del año 1905 y que celebró su cuadragésimo primera edición este año) cuyo origen está en la actividad de los que subían a buscar hielo a la montaña (aún hay corredores que cargan con los 8 kg extra que propone la organización). Un departamento que, más allá de las grandes masas montañosas, nos ofrece, de sendero en sendero, la posibilidad de correr hasta el mar donde, en Collioure por ejemplo, podremos disfrutar de uno de los pueblos más bonitos de la costa mediterránea francesa al tiempo que, tras nuestra actividad, visitamos la tumba de Antonio Machado.

El castillo de Queribus, una muestra más del legado cátaro.

AUDE

El departamento con escenarios medievales de película como la ciudadela de Carcassonne, un lugar perfecto como centro de operaciones o inicio o final de etapa. Desde la base de la ladera norte pirenaica, tenemos territorio para recorrer hasta el mar, a través de bosques y campos, sin desniveles excesivamente duros (pero sin demasiado terreno llano) con rincones en los que iniciar o acabar nuestra actividad como la pequeña población de Bages que, cerca de Narbonne, produce vino con denominación de origen en la idílica orilla del Etang de La Berre  junto al Mediterráneo. Para los más competitivos, el departamento ofrece múltiples opciones a lo largo del año, como el Grand Raid Cathares con distancias de hasta 100 millas, el invernal Gruissan Poli Trail  con distancias más humanas (hasta 50K) o el Trail de Fontfroide (hasta 55K), el Trails Cátaros (hasta 72K) o el UTSC 367 – Ultra-Trail du Sentier Cathare  un monstruo de 250K con el que recorrer todo lo recorrible del departamento.  

HÉRAULT

Cuna de antiguos eventos como del Grand Raid 6666, organizado por la leyenda del trail Antoine Guillon, Hérault esconde desniveles y rincones surcados por senderos técnicos en el parque natural del Haut Languedoc en un territorio que se va suavizando a medida que nos acercamos a la costa presidida por Montpellier, bonito centro de operaciones o destino de visita imprescindible, con perlas como el puerto de Sète, en el que podemos recuperar fuerzas en cualquiera de sus restaurantes. Si preferimos senderos señalizados y el paraguas de una organización en Festa Trail  tenemos opciones desde los 12 a los 120K. Más que suficiente.

Los alrededores de Millau ofrecen desnivel y un sinfín de senderos para recorrer.

AVEYRON

Escenarios mágicos cono las Gorges du Tarn et la Jonte, por donde transcurre parte de alguna de las carreras del Festival des Templiers, uno de los eventos más importantes y multitudinarios del calendario del trail, con centro neurálgico Millau, una interesante población conocida, entre otras cosas, por el imponente viaducto que cruza el valle y que es también escenario de una popular carrera de asfalto. Más allá de disfrutar de los numerosos eventos de trail organizados en este departamento, nuestras piernas podrán darse el lujo de trotar por maravillas como, por ejemplo, el Plateau du Larzac que, muy cerca de Millau y dentro del parque natural Des Grand Causses ofrece un paisaje casi lunar único, con kilómetros para trotar al gusto con poco desnivel. O podremos también darnos el gusto de recorrer los técnicos senderos (ahí el llano desaparece) de las Gorges du Tarn o las Gorges de la Jonte, al tiempo que admiramos sus formaciones rocosas y la evolución de los escaladores sobre nuestras cabezas.

En Aveyron la lista de eventos es enorme, pero más allá del mencionado Festival des Templiers, los coleccionistas de dorsales pueden exprimir su potencial en el  Trail de la Cité des Pierres (hasta 31K), la Trans’Aubrac (hasta 105K), el Trail de la Factrice (hasta 105K), la Migoual Concept Race (130K), la Fest’Trail Causses Rougier (hasta 48K), el Festival des Hospitaliers (hasta 75K) y, para los amantes del fresco la Hivernale des Templiers (hasta 66K) en el mes de diciembre. Hay donde escoger.

Carcassonne, una ciudadela medieval de ensueño.

GARD

Terreno suave y corredor con muchas opciones alrededor Nimes, una bonita ciudad con numerosos vestigios romanos que conforma un centro de operaciones perfecto para, desde sus afueras, descubrir los senderos del departamento o, como mínimo, merecedora de una visita entre actividades, en las cuales, si viajamos en familia, podemos diseñar un itinerario que incluya el paso (inicio, final o intermedio) por el bonito pueblo de Uzès, una pequeña maravilla que, además, alberga el “Musée du bonbon”, un factoría de dulces de la marca creadora de los famosos ositos de goma, con una visita museizada en la que sorprendentemente hay mucho que descubrir y aprender, al tiempo que recuperamos (con mesura) esos azúcares que hemos quemado durante la actividad. Como el resto de departamentos, Gard no es menos y, además de una extensa red de senderos marcados, ofrece una trepidante actividad a lo largo del año para aquellos que quieran coleccionar dorsales y correr sin tener que pensar en el diseño del recorrido, desde la Céven’Trail  (hasta 100K) al Trail de los Avens (hasta 37K) o el Hivernatrail  (hasta 30K) para los que quieran temperaturas más frescas o rematar un puente de la Constitución.

El camino de Saint Guilhem le Désert es una de las grandes actividades que ofrece Occitanie.

LOZÈRE

Junto con el Lot, es el departamento más alejado de la frontera pirenaica y ofrece, como punto de remarcable interés, el llamado “Chemin de Saint Guilhem le Désert”, un itinerario que, partiendo de la población de Aumont-Aubrac, en Lozère, nos permitirá, a lo largo de 240 kilómetros, recorrer hasta cuatro departamentos occitanos: Lozère, Aveyron, Gard y Hérault hasta llegar a si fin en el pequeño pueblo medieval de Saint Guilhem le Désert siguiendo una antigua vía de trashumancia actual patrimonio  mundial de la UNESCO que colmará , con mucho, nuestras ganas de correr por senderos variados, con paisajes diversos y una cómoda estructura logística de alojamientos y servicios. Para no ser menos que el resto de departamentos occitanos, Lozère ofrece, cómo no, variedad de opciones (cobre todo en distancias largas) que van desde el Tarn Valley Trail (159K) hasta el Lozère Trail (hasta 110K) pasando por el Zinzin Ultra-Trail (hasta 160K) o el Trail Margeride (hasta 49K). Una vez más, hay dónde escoger.

Occitanie conforma un extenso territorio, con uniformidad histórica y cultural que ofrece un sinfín de posibilidades para recorrer senderos al ritmo que queramos, con una variedad de paisajes enorme y todas las posibilidades del mundo, tanto en eventos organizados como en actividades diseñadas por nosotros mismos. Sólo hay que cruzar la frontera.

Texto: Redacción
Fotografías: Anthony Allies / Virginie Covignon / Simon Carrière

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies