07-06-2023

TEST: SALOMON SENSE RIDE 5

TRAILAB

En el marco de la campaña ‘This is Trail Running’ Salomon presenta las zapatillas de trail running más cómodas que ha lanzado hasta la fecha, y también mejora algunos modelos icónicos que han fundamentado la reputación de la marca en este deporte como la Sense Ride 5, que ahora lleva una suela nueva con más agarre.

La Salomon Sense Ride es uno de los modelos más valorados de la marca y de los que mantienen más adeptos, especialmente por su tradicional polivalencia. Es por eso que podemos decir sin ninguna duda que el modelo 5 de la serie era uno de los más esperados y seguramente no dejará a nadie indiferente. Estas 5 evolucionan claramente, no se trata de un simple maquillaje sino de cambios significativos que pueden gustar mucho a algunos o generar dudas en otros y dejar de ser su calzado de referencia. Las Sense Ride 5 son unas zapatillas que apuestan claramente por la comodidad y la confortabilidad con lo que pueden resultar muy agradables en la larga distancia, a la vez que continúan siendo unas zapatillas rápidas y ligeras para camino y pista compacta. En cambio, han perdido algo de la versatilidad que tenían sus antecesoras y no son el modelo ideal si hay que enfrentarse con zonas muy técnicas.

La Sense Ride 5 es una zapatilla muy confortable.

Las hemos sometido a un duro trabajo durante el cual han sumado cerca de 300 kilómetros, con algunas sesiones de entrenamiento más la Ruta de las 10 Ermitas de Santa Coloma de Farners (70 kilómetros de pista buena y senderos en terreno húmedo y fácil). A esto hemos sumado 200 kilómetros en un terreno muy agresivo recorriendo el GR132 de la Isla de la Gomera, actividad rematada con un ascenso al Teide.

Estabilidad a pesar de la ausencia de refuerzos.

EN MARCHA

Así pués, hemos recorrido 300 quilómetros, variando mucho de terreno, de zonas muy técnicas de piedra suelta y muy abrasiva hasta senderos y pistas rápidas de tierra compacta. La zapatilla se adapta y se comporta bien en todo tipo de terreno, pero es cierto que en las zonas fáciles es donde le sacamos el máximo partido. Nos sorprende positivamente que no presente ninguna duda en estabilidad en casi ningún tipo de terreno a pesar de la ausencia de refuerzos. La comodidad de la zapatilla se nota desde el primer momento y se basa sobre todo en un upper muy flexible y resistente pero blando y confortable a la vez, y que a través del sistema Sensyfit y el sistema se sujeción rápida Quicklace consigue un ajuste excepcional. Es de aquellos modelos que apetece calzarse porque los sentimos como un guante. La amortiguación es correcta y permite un buen número de kilómetros, pero sin buscar maximizarse como en otros modelos más enfocados a la ultra distancia. La adherencia que nos da la clásica suela Contagrip, de taco grande y poco profundo de 3,5mm, se percibe sobre todo en terrenos duros y compactos. Si la queremos usar en terrenos más técnicos y abrasivos habrá que monitorizar el desgaste, porque no es una suela que se caracterice por su durabilidad. El modelo probado presentaba algunos problemas con las plantillas que se movían hacia el talón, aspecto solucionable fácilmente pero que requiere un cambio de plantilla.

El upper ha soportado con dignidad la dureza del terreno.

CONCLUSIÓN

En definitiva, las Sense Ride 5 son una excelente apuesta para entrenamientos y distancias medias a largas, mantienen un buen equilibrio entre amortiguación y reactividad y sobre todo ofrecen un gran ajuste y un óptimo confort. Son una buena opción y, a pesar de haber perdido algo de versatilidad, continúan siendo un buen modelo que nos ofrece grandes dosis de polivalencia.

 

Texto: Pep Mayolas
Fotografías: Salomon / Quim Farrero

SENSE RIDE-5 (HOMBRE)
SENSE RIDE-5 (MUJER)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies